El 22 de noviembre inauguramos la exposición “El Hierro y la Voz” de Joseba Gotzon

El cantautor y escultor de Portugalete Joseba Gotzon llega a Vinya els Vilars con su exposición escultórica “Burdina eta Abosta”, una serie de esculturas de hierro relacionadas con el “Otxote” vasco
15 noviembre, 2022

La exposición “Sembrant Camins” de Jordi Vidal dará paso, a partir del 22 de noviembre, a las obras de este músico y escultor vasco que compartirá con nosotros en la Sala de Barricas de Vinya els Vilars su exposición “El Hierro y la Voz” (Burdina eta Abosta). La inauguración de esta exposición comenzará a las 19.00 horas, como siempre, compartiremos la presentación de la obra de este escultor vasco compartiendo los vinos de Vinya els Vilars. La obra de Joseba Gotzon permanecerá expuesta en nuestra bodega desde el 22 de noviembre al 18 de diciembre

Joseba Gotzon, con una dilatada carrera musical, comienza su camino escultórico en 2018 con el proyecto “Burdina eta abotsa” (El hierro y la voz),una exposición que reúne dos colecciones: Zortzi y Tubo.

La colección ZORTZI surge del reciclaje de las herramientas de hierro que utilizó el FIOP – Festival Internacional de Ochotas de Portugalete para publicitarse mediante lonetas en las farolas.

Partiendo de la forma del medio rombo de las cuñas y uniendo cuatro se crea la silueta recta del número 8 relacionada con el género coral conocido popularmente con los barbarismos de otxote u ochote, siendo su denominación correcta octet, en catalán y zortzikote, en euskera.

Tomando como base esta figura, diseñó distintos prototipos que representan las ocho voces que componen un octeto y otros relacionados con la voz como las cuerdas vocales o la vibración que éstas producen.

Cada “cuña” está relacionada con cada voz de aquí que estén unidas en pares por cada cuerda o en cuartetos que agrupan, por un lado, las cuerdas más agudas de los tenores y por otro, las más graves de los barítonos y de los bajos.

A la hora de unir las piezas pensó en varias opciones optando por el tornillo de hierro como elemento de la sujeción de los propios herrajes y también como elemento de unión de las obras arquitectónicas de hierro, siendo el Puente Transbordador de Vizcaya, el principal y más representativo exponente del desarrollo industrial vasco, declarado Monumento de la Humanidad de la UNESCO en 2006.

A la hora de elegir las peanas de las esculturas decidió mantener la misma coherencia y escoger unas bases de hierro suficientemente gruesas para soportar el peso de las piezas y el calor de la soldadura, elemento de unión característico del hierro.

Todas las piezas son únicas y cualquier reproducción mantendrá la personalidad propia que prime sobre la escultura original, por la forma de la cuña, por el color o por el diseño final.

Cada escultura lleva el sello de autor con la marca registrada JG Fe Art grabada en una placa de acero inoxidable AISI 304.

La colección Tubo nace del concepto del sonido de un órgano producido por el aire de los tubos y aplicado a la sonoridad de la voz. Juega con la combinación del octeto, las cuerdas y la colocación en el escenario.

En su idea de humanizar el tubo como sonoridad y relacionarlo con la voz, ha colocado una bola de hierro macizo como rostro humano, jugando con las dimensiones